Como actuar en una entrevista de trabajo

Hoy he tenido una entrevista de trabajo. Curiosamente, y tras las jornadas de «Técnicas de negociación» de la UPV de la semana pasada, antes de entrar no paraba de pensar en todo aquello del protocolo que tanto me explicaron. La forma de dar la mano, la forma de mirar a los ojos, la forma de vestir, los zapatos, etc.

Me preguntaba si realmente tiene eso tanta importancia y se que para muchos sí, pero creo yo que más interés que todas esas cosas secundarias tiene el hecho de saber negociar, de demostrarle al entrevistador que efectivamente eres tú la persona que estan buscando, que no se arrepentirán si te contratan.

Está claro que todo el tema del protocolo en una primera impresión es importante, ya que es lo primero que se ve. Pero como aquí no vamos a trabajar como modelos ni diplomáticos ni nada por el estilo creo más en el poder de la palabra, en las ganas de trabajar (siempre que a uno le motive el puesto a ocupar) y sobre todo que vean iniciativa y responsabilidad.

No digo con esto que el protocolo no sea importante, pero algunas personas se preocupan más por la marca de colonia y de los zapatos que puedan llevar que por convencer al entrevistador con la palabra. Creo que quizás hay que tener un poco más de equilibro.

En definitiva, que yo he ido casual a la entrevista, con zapatillas (como casi siempre), pero decente. Y actuando con naturalidad, que suele ser la mejor arma ya que no produce nerviosismo y sí el tener que actuar. Ahora simplemente a esperar que no sea esta la primera empresa que tras una entrevista de trabajo me rechace.

Y simplemente eso, que hay que darle importancia a las cosas pero siempre en su justa medida.

2 comentarios

  1. Hola Juan,

    Estoy de acuerdo en que no debería importar aunque no siempre es así, sobretodo por estos lares. Pero salvo en sectores muy concretos, si hoy en día no te cogen por falta de protocolo puede que te estén haciendo un favor y sea mejor no entrar en esa empresa.

    1º La vida es corta, disfrutemosla.

    2º Las empresas que no se adaptan mueren; puede que tarden un poco pero lo harán. ¿Entrarías en una que tiene todas las papeletas de morir? 😛

    Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.