Libertad para innovar

Llevo casi 3 años en el mundo laboral y he estado ya en bastantes empresas en las que mi paso no ha sido tan común como debería ser:

  • Mi primer trabajo (de prácticas) consistía en catalogar una serie de documentos y digitalizarlos en mp3. Tras unas semanas fui abandonando la tarea que me mandaron siempre que no me vieran para programar una aplicación web que gestionara de forma eficiente esos documentos. La empresa quedó muy contenta y todavía hoy cuentan con mis servicios de vez en cuando.
  • En otra ocasión me tocó ser programador, pero no soportaba estar día enteros programando con un sistema de plantillas concreto y con un horario fijo. La inspiración viene cuando viene. Convencí a la empresa y empecé a trabajar de Freelance y utilizando mi propia forma de programar.
  • En otro trabajo, en una red de agencias de viajes conseguí tener simplemente un trabajo en el que podía hacer lo que quisiera, en el que mejorar lo que viera que se podía mejorar. Desde lograr una estabilidad informática en la empresa, hasta cambiar la forma en la que trabajaban los empleados con el ordenador.

Fotografía de Fran+6

En las empresas en las que yo he estado mis ideas fueron recibidas como una ola de aire fresco.Algunas de ellas pese a no ser grandes ideas, aportaban cosas que los empleados simplemente no veian. El hecho de que me dejaran cierta libertad fue bueno para mí (para que el trabajo no fuera monótono y aburrido) y bueno para ellos que no obtuvieron simplemente trabajo, sino algo más.

Y todo esto lo digo porque creo que los jóvenes que se incorporan a las empresas deben tener un poco de libertad, pueden ser la mejor baza de una empresa sobre todo a la hora de innovar. Seguramente nadie en la empresa tenga tanta creatividad como la que tiene un joven.

Ahora en tiempos de crisis, ¿por qué no dar una oportunidad a los jóvenes para que cambien las cosas?

3 comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo. La frase no es mía sino de Steve Jobs y casi seguro que ya la conoces, pero me ha venido a la memoria al leer tu post:

    «No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer».

    La mayoría de la gente tiene miedo al cambio y lo malo es que suele empeorar con la edad. Hay que aprovechar el ímpetu de la gente joven para avanzar a tope.

    JM

  2. Otra buena frase de Steve Jobs. Parece que en España hay cierto miedo a la hora de contratar jóvenes y dejarles hacer.

    La clave está en probarlo.

  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo Juan. Llevo currando un poco mas de tiempo que tu, siempre en la misma oficina eso sí, y aquí somos todos jóvenes y con la mentalidad renovada respecto a empresas mas antiguas.

    Que significa esto? que le damos mucha importancia, por ejemplo, al entorno. La oficina es totalmente diáfana y tenemos la idea de marcharnos al monte, donde se pueda disfrutar del paisaje. Por otro lado la total (si el trabajo no es urgentisimo) libertad de escoger las vacaciones a nuestro gusto y como queramos. Como si el lunes no voy a trabajar y hago las horas en otros días.

    La libertad en los horarios y el poder trabajar desde casa cuando nos parezca también. Por ejemplo yo solo trabajo dos tardes a la semana y eso se nota mucho, tener tres tardes libres para mi (hacer otras cosas, estudiar, deporte, dormir, …) es una cosa que valoro bastante.

    Y ejemplos como estos hay muchos. Por lo que se nota la mano de la gente joven y la nueva mentalidad en las oficinas y formas de trabajo. Cosa que el 90% de las empresas españolas necesitan.

    Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.